Ya estamos de vuelta

Más de un mes de ausencia tiene explicación. Nos hemos ido de vacaciones y a pesar de marcharme, como os dije, con la inocente intención de no abandonaros, finalmente ha sido muy difícil sacar tiempo. Con Gabriel y Carla sin cole (qué os coy a contar) y mi ya avanzado embarazo lo han hecho imposible. Por eso os pido disculpas y os agradezco a todas las que me habéis preguntado. Ganas e ideas tengo mil así que arrancamos el curso si os parece con un repasito al verano, en el que ha habido un poco de todo.
El verano para los niños es tiempo de agua, de juegos, de dormirse más tarde (y no por ello despertarse más tarde), de siestas laargas, de comer helados, de montar en bici, de familia.. Y todas esas cosas que a ellos les encantan hacer en vacaciones. En definitiva, pasar más tiempo con nosotros y romper con los horarios y rutinas de los meses escolares. Estas experiencias les hacen crecer. Por eso, cuando nos vamos de viaje siempre vuelven “más mayores”.
Han habido días para recoger los frutos de lo plantado en primavera en nuestro mini huerto. A los dos les ha encantado. Estas últimas semanas ellos solitos arrancaban los tomates y me los traían cuando estaban rojitos y apetitosos!
image
image
La piscina ha sido otro de los must de este verano
image
Aunque la playa ha sido la protagonista absoluta: baños, juegos con la arena, paseos de día y de noche.. Largas tardes de verano.
image
image
image
Y con esta foto de la vuelta al cole damos la bienvenida al nuevo curso con muchas ganas! Será muy especial para nosotros ya que seremos una más en la familia en pocas semanas.. 😉
image
Espero que hayáis tenido un buen verano!

Anuncios

Monstruos homemade

Y después de ir al cine a ver Monstruos University qué mejor momento para pasar una mañana de verano pintando y creando a partir de una idea que tenía por ahí guardada y que descubrí hace tiempo. Estas últimas semanas de julio, Gabriel ya está de vacaciones y aprovechamos para pasar las mañanas haciendo todo tipo de manualidades. Todas esas cosas que en invierno son mucho más difíciles de hacer por los horarios. En esta ocasión elegimos hacer unos monstruitos con piedras que seleccionamos del jardín. También quedan muy bien con las de playa o río. Lo importante es que tengan una superficie lo más plana posible y elegir el tamaño adecuado.
image
Después decidimos el color que más nos guste para nuestros bichos. El resultado es mejor si los colores son vistosos para que resalten los elementos de la cara.
image
Colocamos los ojos, que son pegatinas que se pueden comprar en tiendas de manualidades. Yo los tenía guardados de unos regalos que hizo Imaginarium hace un par de años y que nunca llegamos a usar. Dan muy buen resultado porque los podemos utilizar en infinidad de trabajos y pegan muy bien. Además se mueven y les encanta 😉
image
Hacemos boca y dientes con un pincel mas fino y…listo. Dejamos secar si no queremos que dejen huella por toda la casa y a jugar!
Es fácil y rápido y a Gabriel le han encantado. Se nota cual es el mío y el suyo verdad?;) Si ellos quieren, podemos ayudarles a hacer la boca y los dientes ya que para la edad de Gabriel aún es difícil tanta precisión. Como podéis ver, él prefirió hacer el suyo “solito”. Y la verdad es que le quedó muy chulo.
image
Espero que os haya gustado. A partir de ahora intentaré publicar todos los martes hasta la vuelta de vacaciones que será la última semana de agosto y volveré a las dos entradas semanales.. No sé por cuanto tiempo porque entonces solo quedará un mes para ser uno más..;)Pasadlo bien!

Feliz martes!