Ya estamos de vuelta

Más de un mes de ausencia tiene explicación. Nos hemos ido de vacaciones y a pesar de marcharme, como os dije, con la inocente intención de no abandonaros, finalmente ha sido muy difícil sacar tiempo. Con Gabriel y Carla sin cole (qué os coy a contar) y mi ya avanzado embarazo lo han hecho imposible. Por eso os pido disculpas y os agradezco a todas las que me habéis preguntado. Ganas e ideas tengo mil así que arrancamos el curso si os parece con un repasito al verano, en el que ha habido un poco de todo.
El verano para los niños es tiempo de agua, de juegos, de dormirse más tarde (y no por ello despertarse más tarde), de siestas laargas, de comer helados, de montar en bici, de familia.. Y todas esas cosas que a ellos les encantan hacer en vacaciones. En definitiva, pasar más tiempo con nosotros y romper con los horarios y rutinas de los meses escolares. Estas experiencias les hacen crecer. Por eso, cuando nos vamos de viaje siempre vuelven “más mayores”.
Han habido días para recoger los frutos de lo plantado en primavera en nuestro mini huerto. A los dos les ha encantado. Estas últimas semanas ellos solitos arrancaban los tomates y me los traían cuando estaban rojitos y apetitosos!
image
image
La piscina ha sido otro de los must de este verano
image
Aunque la playa ha sido la protagonista absoluta: baños, juegos con la arena, paseos de día y de noche.. Largas tardes de verano.
image
image
image
Y con esta foto de la vuelta al cole damos la bienvenida al nuevo curso con muchas ganas! Será muy especial para nosotros ya que seremos una más en la familia en pocas semanas.. 😉
image
Espero que hayáis tenido un buen verano!

Arte en casa

El cole se acaba y tendremos a los niños más tiempo en casa así que es el momento perfecto para ponernos manos a la obra y hacer alguna manualidad de esas que a ellos les encantan. Dejemos atrás los miedos y como el tiempo acompaña lo mejor para evitar manchas en la ropa es quitarla ;). Así que, con la zona de trabajo muy bien protegida y con un paquete de toallitas preparado estaremos listos para comenzar. Aquí os enseño una actividad que hice con Gabriel y con la que disfrutamos mucho los dos.

image

La primera es hacer una langosta con al huella del pie. Es muy sencillo. Pintamos la planta del pie con pintura de dedos y estampamos. Después haremos las patas con las pinzas y pintaremos ojos nariz y boca. Los ojos también pueden ser de los que se compran. Les encantará seguir haciendo su huella del pie una y otra vez!

image

image

Pincel en mano, podemos hacer igualmente una jirafa. En este caso pintamos la mano y dejamos huella teniendo en cuenta el espacio que hay que dejar para el laaargo cuello. Añadimos ojos, orejas y puntitos con la yema del dedo.

image

Otra opción es el pavo real con varias huellas de la mano. Añadimos puntitos con la yema del dedo y pintamos el cuerpo, cara, patas y pico. Y listo!

imageY por supuesto, una vez se hayan secado, colocar sus obras de arte en algún lugar de la casa! Les encantará!