La empatía

Hoy os voy a hablar de esta cualidad tan importante para mi en el día a día con Gabriel y Carla. La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar del otro y saber lo que siente para así responder de una manera apropiada. Con los niños es fundamental desarrollar esta habilidad ya que te facilitará superar multitud de situaciones cotidianas con ellos.
En numerosas ocasiones exigimos a nuestros hijos más de lo que ellos son capaces de asumir para su corta edad y a veces acaban explotando en una pataleta o en un llanto inconsolable. Por eso, cuando están irritados porque están cansados o les faltan horas de sueño, cuando se niegan a dar un beso a un desconocido, cuando lloran los primeros días de colegio o cuando quieren venir a nuestra cama por la noche, debemos ponernos en su lugar para así comprender la situación. Vosotros no estáis insoportables cuando tenéis sueño o hambre? No estáis irritables cuando estáis cansados? No os gusta sentiros acompañados en la cama cuando tenéis una pesadilla? Pues ellos mucho más, ya que carecen de infinidad de recursos y madurez que vamos adquiriendo con la edad. Gabriel ha dormido muchas noches en nuestra cama, siempre que lo ha necesitado o ha ido en brazos siempre que lo ha pedido.
image
Para superar este tipo de situaciones a mi me funciona una técnica que propone la autora Rosa Jové en su libro “Ni rabietas ni conflictos“. Sobre todo de los 2 a los 3 años con Gabriel, que es cuando tuvo más esta necesidad aunque aún lo sigo practicando.
Son tres pautas: Comprensión ( es decir, ponerse en su lugar) Educación y Elección.
Os lo cuento con un ejemplo:
Comprensión:
Niño: “No quiero ir a la ducha!”
Madre: En lugar de “pues a la ducha ahora mismo! Estás hecho un guarro y tienes que ir a la ducha porque lo digo yo!” Lo suyo es ” la verdad es que no me extraña que no te apetezca ahora ducharte. A mi a veces también me da pereza y te entiendo perfectamente, con lo bien que estás jugando!”
Segundo paso es Educación:
Madre: ” Pero tu sabes que cada día antes de cenar nos bañamos porque llegamos sucios del colé ¿verdad?” …
Tercer paso es Elección:
Madre: “¿ Qué te parece si te ayudo a bañarte y nos llevamos al dinosaurio a la bañera que parece que también esta sucio o te bañas tu solo porque ya eres súper mayor?”
Siguiendo estos pasos no solo estamos logrando que lo haga sino que le estamos educando mucho mejor. A veces es complicado aunque acaba siendo efectivo. Otras muchas veces hay que poner límites aunque siempre desde el respeto, como bien os puede explicar Valentina, de Crecer juntos con arte aquí.
No siempre se les puede dar lo que necesitan pero reconocer que tienen derecho a enfadarse, a sentirse tristes o a tener miedo nos hace ser más conscientes de sus necesidades.
image
Para terminar sólo decirnos que para mí, libre de teorías o estilos de crianza, de los que os hablaré más adelante, la empatía es fundamental junto con el sentido común y la paciencia. Estos tres pilares son la base para que todo fluya de manera más tranquila y disfrutar así de cada una de las etapas de su crecimiento.
¡Buen fin de semana!

Anuncios

7 comentarios en “La empatía

  1. La empatía! Tan necesaria para un mundo mejor. Tan fácil de poner en práctica y a la vez tan difícil. En clase intento que todos empleemos el enfoque empático, aunque no siempre es fácil que mis alumnos respondan, es cierto que a la larga funciona.

    Muchas gracias por compartir estas líneas. Tienes un premio en mi blog. Un abrazo!

  2. Pingback: Tendencias de crianza | La maternidad y más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s